Emmanuel Ramiro y Juan Carlos González

La Real Asociación de Caballeros de Santa María de Guadalupe entregó el día 13 de octubre, a las siete y media de la tarde, en el Auditorio del Real Monasterio, los Premios Guadalupe Hispanidad 2007. En esta cuarta edición estos prestigiosos galardones han recaído en Antonio Cañizares Llovera, cardenal Arzobispo de Toledo, Primado de España; José Miguel Santiago Castelo, Director de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, Subdirector de ABC y Caballero de Santa María de Guadalupe y la Asociación Cultural “A Moreniña” de Rianxo.

Ramón Iglesias, presidente de la Asociación "A Moreniña", Antonio Cañizares, Pedro Piñeiro, alcalde de Rianxo y Santiago Castelo.

El acto de presentación corrió a cargo del ilustre escritor y novelista Juan Manuel de Prada, quien leyó la laudatio de cada uno de los premiados.

Los premios Guadalupe-Hispanidad fueron concebidos con el objetivo de difundir el título de Reina de la Hispanidad de la Virgen de Guadalupe y la dimensión hispánica de toda Extremadura, al mismo tiempo que reconocer la aportación de personas o entidades que hayan destacado n la proyección de los valores religiosos y
culturales que emergen del nombre, historia, arte y expansión geográfica del topónimo Guadalupe, el nombre más universal de la Virgen María.

En este primer centenario del patronato de Santa María de Guadalupe sobre Extremadura, los premios de la Asociación de Caballeros han sido el punto y final de las significativas jornadas hispánicas en este año Jubilar 2007.El acto comenzó a las siete y media de la tarde con una breve recepción del guardián de esta Santa Casa, Fray Guillermo Cerrato Chamizo, quien dio la bienvenida a todos los presentes. Un año más, la Junta de Extremadura apoyó los premios de la Asociación de Caballeros, esta vez con la presencia de Damián Beneyto Pita, director del Centro de las Artes Escénicas, quien alabó el importante papel de Guadalupe a nivel cultural, artístico y mariano dentro de la región extremeña.

El turno de palabra continuó con la esmerada intervención del literato Juan Manuel de Prada, que reflexionó sobre la importancia de la Virgen de Guadalupe en el mundo católico. El novelista recordó cómo la Iglesia Católica supo engrandecer la figura femenina en la imagen de María. Con su verbo fácil y expresión directa ilustró la laudatio de los diferentes premiados, haciendo un repaso no sólo por sus cualidades humanas, sino también por su extrema relación con la Virgen morenita de las Villuercas.

Juan Manuel de Prada, Emmanuel Ramiro y Juan Carlos González, presentaron la IV edición de los Premios Guadalupe Hispanidad. El primero de los premiados fue el Cardenal Arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares. El Primado de España agradeció su galardón, aunque afirmó no ser digno de tan mayúscula consideración. La fe y la devoción que irradiaban de sus palabras fueron los pilares fundamentales sobre los que se asentó su discurso. “Mi único destino en esta vida es amar a María, y yo la amo mucho”. Tras la estremecedora ovación que siguió a estas últimas palabras, Antonio Cañizares recibió el premio de manos de Fray Guillermo Cerrato Chamizo.

El extremeño José Miguel Santiago Castelo fue el siguiente en subir al escenario para recoger su premio de manos de Damián Beneyto. Su excelsa lírica, una de sus señas de identidad, fue la principal característica de su discurso, en el que no perdió la ocasión de recitar unos versos a la patrona de Extremadura. El subdirector de ABC declaró cómo toda su vida estuvo ligada a la importancia de
la Virgen de Guadalupe, desde que muy pequeño su madre y su madrina le trasladaron el amor por Nuestra Señora. “Desde que me cobijo a la sombra de la Virgen, mi entrega ha sido total a su causa y a la del Monasterio”.

La Asociación Cultural “A Moreniña” de Rianxo fue la última en recoger el premio Guadalupe-Hispanidad,que recibióRamón Iglesias, presidente de la Asociación y Pedro Piñeiro, alcalde de Rianxo. Este premio se convierte en un nuevo lazo de unión entre dos pueblos que veneran el icono de la Virgen morenita como faro, credo, logotipo y marca demanos de Antonio Ramiro Chico, presidente de la Real Asociación de Caballeros. Este último fue el encargado de cerrar el acto literario, y dar paso a los acordes del saxofonista Vicente Contador y la pianista Miren Gabirondo.